Según un informe que muestra el portal de es.gizmodo.com,para el 2017, China construyó un laboratorio de los más peligrosos del mundo, en la provincia de Wuhan. Todo el que entre debe cambiarse de ropa al entrar y al salir, y nada, ni el agua que se cuela por el lavabo o el aire que respire, saldrá al exterior sin pasar por un complejo proceso de desinfección. Bienvenidos al primer laboratorio chino donde experimentarán con los patógenos más letales.