fbpx

En El Lente Tv

Un equipo de profesionales dedicado a ti

20 ESTADOS DE LOS ESTADOS UNIDOS PIDEN A UN JUEZ FEDERAL QUE DETENGA EL PROGRAMA DE PATROCINIO DE INMIGRANTES

Por | Delci Jackeline Carvajal Peña
Directora y CEO En el lente TV
01/29/2023  10:56:50 PM

Escucha este artículo en  español.

 

Washington  DC. Veinte estados republicanos presentaron una demanda el martes 24 de enero, ante un juez federal en Texas, solicitando que detenga un programa migratorio presentado recientemente por la administración Biden, que permitiría que más 30,000 inmigrantes de cuatro países ingresen legalmente a los EE. UU. cada mes si tienen un patrocinador estadounidense.

El presidente Biden anuncio a inicios de este mes una nueva estrategia para parar los cruces fronterizos ilegales, el programa que permite a los inmigrantes elegibles de Cuba, Haití, Nicaragua y al igual que Venezuela donde podrán vivir y trabajar en los EE. UU. legalmente bajo un proceso migratorio humanitario conocido como libertad condicional.

La administración actual argumentó que el programa, junto con el aumento de las expulsiones de inmigrantes que intentan ingresar ilegalmente a los EE. UU., permitirá que los EE. UU.  Se gestionen mejor los flujos masivos migratorios históricamente registrados a lo largo de la frontera sur en los últimos dos años.

AL momento del anuncio de las medidas a principios de enero, el promedio diario de migrantes detenidos después de cruzar la frontera entre Estados Unidos y México sin un permiso legal, esta se ha reducido en más de un 40 %, según estadísticas expresadas por el gobierno.

Pero un grupo de estados encabezado por Texas alegó en su demanda que la política de patrocinio amplía ilegalmente el alcance de la autoridad de libertad condicional, que argumentaron solo puede usarse en casos extraordinarios. Estos estados también alegaron que los funcionarios deberían haber permitido que el público opinara sobre el programa antes de implementarlo.

En la demanda interpuesta por estos estados, equivale a la creación de un nuevo programa de visas que permite que cientos y de miles de extranjeros ingresen a los Estados Unidos que de otro modo no tendrían ninguna base legal para hacerlo.

 El martes por medio de un comunicado, la Casa Blanca criticó la demanda y dijo que los funcionarios estatales republicanos buscaban «sumar puntos políticos».

 Según el gobierno con esta demanda estos políticos están tratando de bloquear un programa que ha reducido drásticamente la cantidad de inmigrantes que intentan ingresar ilegalmente al país, también proporciona una vía segura, de forma legal y ordenada para la migración de personas que huyen del comunismo o del colapso económico, dijo la Casa Blanca.

La demanda es el comienzo de la última batalla legal entre la administración de Biden y los fiscales generales republicanos sobre el destino de la política fronteriza y de inmigración de Estados Unidos.

Los políticos de estos estados liderados por republicanos han logrado convencer a los jueces federales, muchos de ellos designados por el expresidente Trump, de detener partes clave de la agenda de inmigración de Biden en los últimos dos años.

A pedido de los fiscales generales republicanos, la Corte Suprema impidió a fines de diciembre que la administración de Biden levantara una restricción fronteriza de la era Trump conocida como Título 42 que ha permitido a EE. UU. expulsar rápidamente a cientos de miles de migrantes, en su mayoría a México, en lugares públicos. motivos de salud. El tribunal superior escuchará los argumentos orales en ese caso el 1 de marzo.

La estrategia fronteriza renovada que Biden dio a conocer este mes incluye una expansión del alcance del Título 42, ya que el gobierno mexicano se comprometió a aceptar hasta 30,000 expulsiones por mes de inmigrantes de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela que intentan ingresar ilegalmente a los EE. UU.

Según muestran los registros judiciales, la demanda interpuesta fue asignada al juez del Tribunal de Distrito de EE. UU. Drew Tipton, un designado de Trump que ya había varias políticas de inmigración de la administración Biden a pedido de los estados liderados por el Partido Republicano, incluida una pausa de 100 días en las deportaciones a principios de 2021.

Los estados que se aliaron para poner esta demanda a la administración Biden el martes fueron Alabama, Alaska, Arkansas, Florida, Idaho, Iowa, Kansas, Kentucky, Louisiana, Mississippi, Missouri, Montana, Nebraska, Ohio, Carolina del Sur, Tennessee, Utah, Virginia Occidental. Y Wyoming.

La política de un patrocinio anunciada a principios de este mes, se basa en dos programas similares que la administración del presidente Biden dio a conocer el año pasado, para permitir que los ciudadanos americanos y otros en los EE. UU. patrocinen de forma financiera la llegada de ucranianos que huyen de la invasión rusa de su patria y venezolanos desplazados por la crisis socioeconómica en el país sudamericano.

Desde el momento del anuncio esos programas migratorios, en abril y octubre de 2022, el gobierno de EE. UU. ha admitido a más de 100.000 ucranianos y 11.000 venezolanos bajo la autoridad de libertad condicional, según informo el gobierno.

¡Comparte!